Fincher redefiniendo un estilo (Zodiaco )

Cuando se escucha el nombre de David Fincher uno recuerda la crudeza de las escenas criminales de Seven (1995), film suyo que reinventó los thrillers de asesinos en serie, o la paranoia de persecución que deslizó correctamente en La habitación del pánico (2002). Pero ahora, sin duda, su filmografía tendrá a Zodiaco (2007) como uno de los principales referentes, después de Seven.

Incluso se podría decir que ambas películas se complementan, pues mientras Seven se zurra en el impacto (hasta vomitivo pero brillante) de las escenas de muerte que ejecuta un asesino en serie, Zodiaco abarca más bien todo el laberinto de frustraciones policiacas y desconcierto periodístico que va pintando este nuevo asesino a través de sus cartas y criptogramas.

Esta vez, es la Bahía de San Francisco de fines de los sesenta, el bien recreado escenario donde el cronista de policiales Paul Avery (excelente actuación de Robert Downey Jr.) y el dibujante Robert Graysmith (un bien desenvuelto Jake Gyllenhaal) junto con dos policías (Mark Ruffalo y Anthony Edwards) se ven envueltos (casi por supervivencia) en la persecución del “Zodiaco”, ese criminal que no discrimina entre sus víctimas a la hora de publicitar sus asesinatos en los medios, incluso antes de cometerlos.

Imagine que un día se publica en el periódico local la confesión de alguien que se atribuye un asesinato reciente y promete ejecutar otros pronto, incluso amenaza con explotar una bomba en un ómnibus lleno de escolares. ¿No crearía esta situación tanto pánico como el que dejó en Manhatan el “terrorismo islámico” en el 2001? Imagine ahora la presión de los policías y periodistas que investigan el tema, que tienen que dar respuestas que no encuentran, y que en lugar de ir detrás de las pistas del asesino, reciben de éste pruebas irrefutables de su supremo control. Pues esa es la atmósfera que transmite Fincher con un estilo que personaliza la combinación de un buen policial francés (exento de espectáculo gratuito) y el ambiente setentero también visto en Los hombres del presidente (Alan J. Pakula, 1976).

La entrada del film es bastante convincente: escenas de fuerte impacto, magistrales planos secuencias que se enredan con tomas detalle para mostrar en pocos minutos las características principales de los personajes y de la época. Eso sí, no descuidan ningún detalle en la recreación y esta obsesión, que más que a Fincher parece pertenecerle al guionista (James Vanderbilt) se muestra sobre todo en la narración, donde el atrevimiento de dedicar más de tres cuartas partes de la película a las marchas y contramarchas de la investigación puede acabar agotando al espectador en cualquiera de los 158 minutos que dura.

Sin embargo, aunque pudo cortar varios incidentes sin alterar el resultado final, Fincher llega a hacernos partícipes (al menos la mayor parte del tiempo) del nervio que persigue a esa obsesión de darle vueltas a las cosas para llegar a una respuesta, que al final en lugar de llegar sólo confunde, despista, trastorna y consume la vida, como bien lo refleja el verdadero Robert Graysmith en los dos libros que escribió sobre el Zodiaco y que sirvieron de base a la película. De allí que el protagonismo recaiga, más que en la sombra omnipresente del asesino, en cómo este afecta la vida del caricaturista. Pero justamente esto le permite alejarse del cliché lleno de suspenso innecesario, de persecuciones heroicas o de finales felices.

De esta manera Fincher se reescribe dándole al género sobriedad antes que espectáculo y argumentos realistas y detalles detectivescos en lugar del vendedor estilo visual –los efectos especiales se utilizan aquí sólo para darle más realismo a la recreación de escena–. Por ello es una película recomendable ya que sin duda, al igual que Seven, marcará las pautas de una nueva generación de thrillers.

Publicado en la revista Butaca Sanmarquina, 2007.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s