Cahuachi: misterios de adobe

cahuachi1-nazca

A 460 kilómetros al sur de Lima se encuentra Nazca, un pueblo movido por la agricultura y el comercio que alberga la sombra majestuosa de las antiguas culturas del sur. No sólo los enigmáticos geoglifos engrandecen la zona. Desde la ciudad se puede acceder en pocos minutos al centro ceremonial Cahuachi, los paredones incaicos, el cementerio de Chauchilla, el observatorio solar de Estaquería y el yacimiento fósil de Sacaco. Una visita a Cahuachi nos muestra una vez más la grandeza de las civilizaciones preincaicas.

Escribe: Claudia Ugarte
Fotos: Internet.

La mañana prometía un sol seco y enérgico como casi todos los días de Nazca. Un descanso de minutos nos preparaba para emprender un camino que se perdía entre breves bosques de huarangos y extensos desiertos.

Una hora separa el centro ceremonial de barro más grande del mundo, Cahuachi, de la calurosa y pequeña ciudad de Nazca (Ica), fundada en 1591. Una hora que se calienta a cada minuto, que se impacienta aún más por la monótona geografía de arena. Una hora que podría reducirse a minutos si por lo menos se afirmara la vía.

cahuachi

Al llegar nada impresiona más que la promesa de lo que serán unos escombros de adobe dentro de algunas décadas. Asoman las sistemáticas excavaciones en diferentes partes del terreno y el frontis de lo que fue “la capital teocrática” de la cultura Nazca (+-200 a.C.-600 d.C.).

Todavía no conocemos las dificultades del proyecto pero inmediatamente comprendemos que esos arqueólogos que diariamente se queman la espalda y el rostro por descubrir un metro más de la interminable arquitectura entregarán su vida a un proyecto de cuyos méritos tardarán en gozar.

Cuando estamos más cerca notamos la fisonomía de las murallas y las escaleras de arcilla, grava y restos vegetales (especialmente huarango) que utilizaron los nazca para construir ese núcleo ceremonial.

Dos tipos de adobe fueron los más utilizados, el paniforme (alargado) y el molariforme (base plana y cuerpo redondeado). Es curioso observar en las paredes las huellas de las manos y los restos textiles de los obreros que construyeron esas edificaciones.

El desenterramiento de este complejo arquitectónico no es sencillo, la temperatura y el escaso apoyo económico no son los únicos contra los que hay que luchar. Constantemente traviesos remolinos de arena son capaces de enterrar en minutos lo que tardó horas, y hasta días, en ser despejado.

Ascendemos a la Gran Pirámide, que es la edificación principal, y desde la cima observamos las insinuaciones del Gran Templo, el Templo de Escalonado y los Montículos, encerrados los cuatro por una muralla. En el centro, una aparente plazoleta todavía esconde los vestigios de corredores, plataformas y cuartos amurallados, conectados por rampas y escaleras.

Mientras recorremos la zona, Giuseppe Orefici, arqueólogo y arquitecto italiano que desde 1982 realiza investigaciones y excavaciones en el valle de Nazca, nos explica que la construcción del complejo tuvo tres momentos bien marcados. Eso se refleja en el diseño disparejo que va apareciendo conforme avanza el trabajo.

Pérdida de la fe

El fin de Cahuachi es incierto. Así lo da a conocer Orefici antes del retorno. El declive se da durante el siglo IV de nuestra era y se habla de diversos factores como las posibles disputas en la casta sacerdotal y la invasión paulatina de los pobladores del altiplano, pero la hipótesis más aceptada debido a las evidencias registradas es la influencia en el clima del fenómeno del Niño y el fuerte terremoto que ocasionó irreversibles estragos.

El crepúsculo se produjo por el éxodo de la población nazca y la crisis moral que los alejó de sus acostumbradas divinidades. El hallazgo de otros conjuntos habitacionales y ceremoniales con las características de la última fase hacia el oeste refuerza esta idea y refleja la dispersión del poder teocrático.

Cahuachi_12

Las horas pasan y la ciudad nos espera. No podemos dejar de pensar en los misterios que se esconden en esas descomunales lomas de arena y en el tiempo que hace falta para develar y rescatar la totalidad del complejo.

Los arqueólogos, que también hacen las veces de administradores, nos cuentan que, gracias al apoyo de la empresa privada, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Italia y la Municipalidad de Nazca, en el 2011 Cahuachi será accesible al turismo y contará con un museo de sitio que enaltecerá a la cálida ciudad.

cahuachi_1

Publicado en el Diario Expreso, 2004

Anuncios

2 Respuestas a “Cahuachi: misterios de adobe

  1. Una de las fotos es del Centro Ceremonial De Caral, no engañen a la gente que quiere conocer, informen bien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s